Jack russell terrier

perro jack russell terrier blanco con manchas marrón

Es un perro ágil, de trabajo, robusto y activo con bastante personalidad, de cuerpo de largo mediano y flexible. El cuerpo es más largo que alto. Los ojos son pequeños, color oscuro, almendrados, con expresión viva y de párpados pegados al globo ocular. No son sobresalientes.

Las orejas son de botón y caídas, tienen cuerpo y bastante movilidad.

La cola cae cuando está en reposo: en movimiento permanece elevada. La caudectomía es facultativa, y cuando la cola está corta suele llegar a la altura de las orejas.

Pelo: liso, áspero o de “alambre”. Es resistente a la intemperie.

Color: usualmente blanco, con manchas negras o fuego. Con tonos de leonado claro al castaño.

Talla: 25-30 cm.

Orígenes e historia

En Inglaterra en el siglo XIX, con el cura John (Jack) Russell que seleccionó un tipo de perro capaz de recorrer con el “foxhound” y meterse bajo tierra a las madrigueras de los zorros y otros animales durante la caza.

Se desarrolló dos razas: una de patas largas (el parson jack russell) y otros de patas cortas (el jack russell), esta última reconocida en el 2001.

Carácter y aptitudes

Desciende de un perro de caza, le gusta morder todo lo encuentra y estar siempre atento a su entorno. Es despierto, vivo, activo, impetuoso e inteligente. Valiente y atrevido, amistoso pero con seguridad sobre sí mismo.

Es necesario que socialice desde cachorro, para moderar su carácter activo y juguetón, para llegar a ser un perro cariñoso, amigo, seguro y ágil. Es la mejor compañía para los niños porque ambos tienen energías suficientes para jugar durante todo el día.

Observaciones y consejos

No es un perro para nada agresivo, siendo los ejemplares que muerden causado por una mala selección debido a la popularidad de la raza. Es recomendable para niños y adultos, no para ancianos porque le gusta actividad física frecuente.

Comments

No comments to display.