American staffordshire terrier

American staffordshire terrier marrón perfil frontal

Es un perro macizo y guardián por instinto. Es afectuoso con la gente si lo crias con amor desde que és cachorro.

Características físicas

Es un perro de tamaño mediano con apariencia de tener una gran fuerza. Es compacto, muy musculoso, rápido y esbelto. La cabeza es de tamaño medio, de cuerpo grande, con un cráneo ancho y stop definido.

Las orejas salen desde parte alta de su cabeza, sus ojos son redondos y oscuros, en la parte baja y bien separados uno del otro. Las mandíbulas son poderosas y bien desarrolladas, como todo perro de presa, y con el morro en forma de escuadra. Tiene extremidades rectas. La cola se estrecha paulatinamente desde su base hasta llegar a la punta, al nivel del corvejón.

Pelo: corto

Color: todos los colores, excepto los mantos totalmente blancos o los ejemplares con más del 80% de blanco en el manto, y los que tienen el color negro y fuego, y el color hígado.

Talla: machos de 45.72 a 48.26 cm, y hembras, de 43.18 a 45.72 cm.

Orígenes e historia

Nació en las colonias inglesas Norteamérica y Canadá, tal como lo sugiere su nombre. No proviene de la Gran Bretaña, como la mayoría de los "terrier". Sus ancestros son los "bull" y "terrier" (perros de pelea por el cruce entre los antiguos "bulldog" y los "terrier" de patas largas) y una raza ya extinta, el Blue Paul Terrier, que se hallaba en Glasgow de Escocia. En los comienzos de los años treinta del siglo 19 se crearon dos líneas de crianza: uno, se orientó a que cumplieran rigurosamente un estándar definida, con mucho carácter y armonía, resultando el american staffordshire terrier . La segunda corriente, se inclinó hacia un perro de pelea, con la obtención de un perro de mayor talla, más agresivo y presa más fuerte: resultando en el american pit bull terrier , hoy en día reconocido por el American Kennel Club , pero no por la FCI .

Carácter y aptitudes

Al cruzarse con otra de poca ferocidad se logró resarcir todo impulso violento de su carácter y se consiguió un perro pacífico que le gusta estar con los niños y la familia. No obstante, si le guiamos a ser agresivos por medio de privaciones de juego, socialización o darles agresividad, si puede llegar a ser un perro violento e incontrolable. Su origen fué su uso en las peleas, por eso puede buscar peleas con otros perros, pero al menos es fácil guiarlo desde cachorro en la socialización para que aprendan a comportarse adecuadamente.

Observaciones y consejos

El american staffordshire es sociable y amistoso, llega a ser buen guardián y defensor por instinto sin necesidad de entrenamiento; cuando las personas que conoce estén en peligro intervendrá en defensa de forma natural. Si se le entrena para obedecer se obtiene puede conseguir buenos resultados, porque es dócil y muy inteligente.

Comments

No comments to display.