Perro lobo checoslovaco

Perro lobo checoslovaco gris con negro

Es un perro derivado del pastor alemán y de los lobos salvajes de los Cárpatos. Es alto, fuerte, patas largas y delgadas. No son muy sociables y tienen instinto de cazar. Necesitan de bastante ejercicio y compañía.

Pelo: el manto es recto y adherente. En invierno tiene un subpelo muy denso.

Color: desde el gris amarillento al gris plateado, con la característica máscara clara.

Talla: los machos miden como mínimo 65 cm; las hembras, mínimo 60 cm.

Orígenes e historia

En 1955 Karel Hartl, considerado el padre de la raza, cruzó a título de prueba biológica un pastor alemán con una loba de los Cárpatos. Después de algunos intentos consiguió crear una nueva raza hibrida bien fijada, que fue criada a partir de 1965. En 1982 y tras algunas vicisitudes, el comité nacional de las asociaciones cinófilas de la Unión Soviética reconoció al perro lobo checoslovaco como raza nacional.

Características físicas

Es un perro de fuerte constitución, de tamaño mediano y con estructura rectangular. Es similar al lobo en constitución, movimiento, manto, colores y máscara. La cabeza, simétrica y bien musculada, tiene la forma de una cuña truncada. Los ojos son pequeños, almendrados, de color ámbar, con párpados bien adheridos. Las orejas son erectas, delgadas, de forma triangular, cortas (no más largas que 1/6 de la altura a la cruz). La cola está implantada alta, pero cuelga recta. Cuando el perro está excitado, la levanta formando una hoz.

Carácter y aptitudes

Es un perro con mucho carácter, bien activo, fuerte, obediente, ágil, valiente y persistente. Con su dueño llega a considerarlo como dominante si se crea un vínculo fraterno, y con extraños es muy desconfiado, por eso sacarlo a que conozca otros perros es importante para que sea social desde cachorro.

Observaciones y consejos

Se está convirtiendo en una raza de moda, pero no es un perro apto para todas las personas.

Comments

No comments to display.