Schipperke

perro schipperke negro

El perro schipperke es un perro pastor de Bélgica. Es pequeño y ágil como un zorro, también en apariencia. Es curioso, activo, ladrador por lo que es ideal para la vigilar la casa. Necesita de ejercicio diario, con amplio espacio o en un departamento con sitio al aire libre.

Variedades: a) 3-5 kg; b) 5-9 kg

Tamaño: proporcional a las dos variedades peso: de 3 a 5 kg y de 5 a 9 kg.

Pelo: el manto, largo y muy negro, es totalmente impermeable. Forma collar, crin, pechera y pantalones.

Color: el negro zaino es el único reconocido por la FCI. Con la edad se acepta la presencia ligera del color gris en lugares como el hocico.

Orígenes e historia

Sus orígenes son antiguos. En documentos de finales del siglo XVII se habla de un perro que podría ser perfectamente un schipperke el cual vivía principalmente con los zapateros del barrio de Saint Géey de Bruselas. Dichos zapateros organizaban unas exposiciones caninas muy singulares en las que, más que el perro, se valoraba el collar, que precisamente era obra de estos artesanos. Según la leyenda, un zapatero de mal perder, que había sido derrotado en una exposición de collares, por rabia cortó la cola al perro vencedor. Sin embargo, el sujeto anuro tuvo tanto éxito que a partir de entonces se empezó a amputar la cola a todos Ios schipperke.

Características físicas

Parece un pastor belga en miniatura. Es un perro pequeño, elegante, aunque bien constituido y musculoso. Su cabeza se parece mucho a la del zorro, con una frente ancha que se estrecha hacia los ojos. El morro es afilado y el stop poco pronunciado. Sus orejas son pequeñas y de forma triangular, y no están excesivamente juntas. Los ojos son marrones, llenos, más ovalados que redondos.

Carácter y aptitudes

Es un perro muy alegre, incansable, siempre atento. Le gusta muchísimo el agua. Es un gran Perro de compañía, temible cazador de ratones y topos, y excelente guardián. Su nombre en flamenco significa "pequeño barquero” ya que acompañaba a los barqueros que transitaban por el canal de Flandes. A bordo se encargaba de cazar ratones y de hacer la guarda, ladrando furiosamente a cualquier extraño. Es un perro pequeño que reúne muchas cualidades típicas de razas más grandes.

Observaciones y consejos

Podría ser el compañero ideal de los aficionados a la equitación, porque entre el schipperke y los caballos se instaura casi siempre una relación inmediata de simpatía. Es un buen acompañante en excursiones y paseos porque, pese a su pequeña talla, es incansable.

Comments

No comments to display.